La Música como herramienta para conectar con tu ser

Escrito por cosorio 30-12-2019 en Música. Comentarios (0)


Escuchar, crear o interpretar música en un marco terapéutico permite identificar necesidades físicas, cognitivas y emocionales para darles respuesta y ganar bienestar.
La naturaleza nos marca ritmos, estaciones, mareas… Nos ofrece los sonidos del viento, los cantos de los pájaros, el agua discurriendo, el silencio, el latir del corazón, los pies marchando acompasados, el balanceo de los brazos, la amplitud de la inspiración y espiración… ¡Somos músicos por biología!

LA MÚSICA CONTRIBUYE AL DIÁLOGO, EL DISFRUTE Y LA ESPERANZA
LA EXPERIENCIA MUSICAL AL ALCANCE DE TODOS
LA BASE CIENTÍFICA DE LA MUSICOTERAPIA

El universo está en movimiento, es vibración. Pitágoras decía que la armonía entre los diferentes elementos, el hombre y el universo se daba por leyes matemáticas que estaban relacionadas con la música, que es vibración. Un cuerpo sano debería estar en relación y armonía con las esferas, con la naturaleza.
La música forma parte de la historia de la humanidad. El uso, significado y poder que se le ha otorgado ha variado con el tiempo y la propia evolución de la cultura y el ser humano.

Cuando el rey Saúl se veía aquejado por dolor y malos espíritus, el arpa de David y el vínculo establecido entre ellos aliviaban su sufrimiento. Y para Platón, el movimiento del balanceo y una melodía que encante a las madres facilitan el reposo y el sueño de sus hijos desde que nació la humanidad.

La música es multidimensional, afecta a todos los ámbitos del ser; es universal y flexible, expresa los estados de ánimo y se adapta a las condiciones y capacidades de cada persona.

La experiencia musical facilita una mayor integración en la vida, ofrece una vivencia estructurada, de seguridad, orden interno y orientación al exterior, sin olvidar la estética, la belleza, que nos invita a disfrutar, participar e implicarnos en una experiencia terapéutica.

Según la Federación Mundial de Musicoterapia (WFMT), este tipo de atención une a un profesional cualificado con los elementos musicales y los pone al servicio de las personas, grupos, familias o comunidades para mejorar su bienestar y salud física, social, comunicativa, emocional, intelectual y espiritual. Nos acercamos a su entorno –médico, educativo o cotidiano– trabajando en equipo, en red, desde las asociaciones, federaciones, sociedades científicas…

Cada vez hay más evidencias científicas que avalan la musicoterapia. La efectividad y rigurosidad de la investigación, práctica clínica y educación están basadas en estándares profesionales según los contextos culturales, sociales y políticos.

Esto ha permitido, por ejemplo, que la musicoterapia se haya incorporado a la Sociedad de Oncología Integrativa y sea usada por la medicina complementaria y alternativa, y que se prescriba como tratamiento coadyuvante o en primera línea de intervención en algunos contextos y países. Y seguimos avanzando.

LA MUSICOTERAPIA Y SUS BENEFICIOS

Las investigaciones muestran que:

  • La música en directo es más efectiva que la grabada
  • La música preferida del paciente tiene un efecto mayor
  • Los niños y adolescentes responden mejor que los adultos
  • Ante la presencia de dolor,la musicoterapia es efectiva.

Como todo proceso terapéutico, se parte de una observación y evaluación inicial, se definen unos objetivos (lúdicos, educacionales, sociales o terapéuticos), una práctica (tipo y número de sesiones, horario, duración y materiales) y una evaluación final.

Trabajamos con el máximo respeto y compasión hacia la persona que confía en nosotros. Para ello, el vínculo y el marco de intervención deben ser seguros y cómodos. Deben facilitar el encuentro, el ajuste a la persona o grupo y su necesidad. Acogemos sin juzgar.

Existen cinco modelos reconocidos internacionalmente por la WFMT:

  • Conductista
  • Analítico
  • Nordoff-Robbins
  • Benenzon
  • BMGIM.

Cada uno con su base teórica o filosófica, una población a la que se dirige mayoritariamente, unos instrumentos y un acercarse musical. Requieren formación específica. En el ámbito sanitario, el modelo Nordoff-Robbins va generalizándose. Según las necesidades de la intervención, el terapeuta mezcla también diferentes modelos en su práctica clínica.

La voz, el cuerpo y los instrumentos acústicos generan unas frecuencias y armónicos que inciden directamente en el campo físico y energético de la persona, pero no se descartan instrumentos electrónicos y aplicaciones móviles que faciliten el acceso y la inclusión de muchas personas.

Podemos evaluar su efectividad y la evolución de cada persona. Se puede constatar que ha sido una experiencia significativa, que ha habido una producción musical o se pueden recoger datos fisiológicos, autoregistros y tests.

Como dijo el músico y profesor Johnatan Goldman, "podemos transformar el mundo con nuestro amor, luz y sonido". Cuando la persona conecta con su esencia a través de la música, se reconoce y es ella misma. La vida se vuelve y abre hacia ella, en toda su pureza, armonía, belleza, amor… Sin límites.